Periodismo ciudadano, periodismo responsable

Imagen cortesía: Movimiento estudiantil en Caracas, campaña: «Tú eres el medio».

Imagen: Movimiento estudiantil de Caracas que promueven la campaña: «Tú eres el medio».

«¡Ay, primo, seguíme!» Esta es la formula de saludo entre mi prima y yo después de unos cuantos días sin vernos. Inmediatamente comprendí que es nueva en Twitter y que quería aumentar a 10 la cantidad de seguidores. Yo, con ánimos de hacer periodismo de investigación, le pregunto: «Mi alma, Twitter, ¿y por qué lo abriste?» Ella, severa y con tono firme asegura: «Mijo, información y… ¡Como está la cosa hoy en día!».

En medio de los cambios económicos y una profunda polarización política, un nuevo estallido sacude a Venezuela; las primeras manifestaciones de estudiantes tuvieron lugar a principios de febrero en los estados Mérida y Táchira, la represión y la detención de manifestantes calentaron las calles y originó nuevas manifestaciones en diferentes lugares del país.

Frente a este panorama, los medios de comunicación se exponen al contagioso virus de la censura o lo que es peor: la autocensura, conducta de autoconservación. En Venezuela se ha legislado durante los últimos 10 años para conseguir ese fin. La reacción: miedo, mucho miedo del periodista para ejercer la admirable labor de informar, pues el periodismo venezolano está lejos de ser libre y cerca de ser un resultado de la información que se genera casi a cuentagotas por las fuentes oficiales, esto hace que los diferentes medios de comunicación busquen nuevas alternativas para alimentar la noticia.

Hoy comenzamos a saborear en grandes porciones la eficacia de la tecnología como instrumento de comunicación en tiempos de crisis. Las constantes protestas que se han generado en el país confirman lo antes expuesto. Túnez, Egipto y Libia han visto una película similar protagonizada por un movimiento en las redes sociales, la titularon: Primavera Árabe.

¡Salve, Twitter!

Algunos usuarios, como mi prima, prefieren aferrarse a la red social Twitter para buscar las noticias de último momento, hacer reporterismo y considerar este espacio en una plataforma de constante intercambio de información. Por su parte, en una entrevista ofrecida a Efe Andrés Cañizalez, experto en comunicación y profesor de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, aseguró que quienes están activos políticamente han encontrado en las redes sociales la manera de informarse sobre lo que ocurre; pues, según afirma, aunque se le ha llamado de muchas formas lo define como un «blackout informativo».

Una gran cantidad de usuarios venezolanos en esta red han asumido la acción de tuitear en un verdadero trabajo de periodismo participativo o cooperiodismo tal como lo ha definido José Alfocea, periodista e historiador, en su blog:

«Este periodismo participativo ha derivado en lo que últimamente se denomina “Cooperiodismo”, que es la cooperación entre profesionales de la información y medios por un lado y ciudadanos por otro. Es una transformación en las relaciones medio-usuario o periodista-usuario, que plantea nuevos retos ante lo que ya es una realidad».

A mi juicio, el problema surge cuando el tuitero, por ejemplo, cae en rumores propagados por cuentas anónimas que no ayudan a la buena conversación o quizá los reporteros espontáneos que de muy mala forma impulsan una especie de guerra informativa o desinformación.

Es el caso de esta foto que tengo días viendo, fue tomada cuando el edificio Empire State celebró el Día del Centenario de US Soccer en abril del 2013, muy cercano a las elecciones presidenciales en Venezuela. Algunos usuarios han hecho eco de un supuesto apoyo por parte de la ciudad de Nueva York. Según la cuenta oficial que administra el show de luces en el rascacielos se ha informado los colores durante todo el mes de febrero y ninguno coincide con los de la bandera tricolor. Lo que me permite confirmar que no tiene nada que ver con las protestas de Venezuela; pero, que algunos se empeñan a compartir y retuitear.

1559351_10152610191012729_1040103725_o

El edificio Empire State celebra con espectáculo de luces el Día del Centenario de US Soccer en abril del 2013

MUESTRA

El problema en la red social surge cuando el tuitero cae en rumores propagados por cuentas que difunden falsa información

«Si lo dice más de una persona es una buena información», así lo asegura Douglexsy Morillo, estudiante del último semestre de Comunicación Social cuando le pregunto cuáles son las sugerencias frente a contenidos no confirmados. Hace énfasis en el rol que debe cumplir el futuro comunicador: «Los periodistas corren el riesgo de perder su puesto de trabajo al informar algo que no le guste a la línea editorial de su medio, por eso nosotros los estudiantes, qué ya conocemos la técnica y tenemos las herramientas, podemos llevar la noticia responsablemente a otros sectores de la sociedad civil».

Retuitear una información no verificada hace más pesado el reto de informarse en pleno siglo XXI esto, a pesar de la necesidad urgente que tenemos los venezolanos de encontrar canales alternativos de comunicaciones confiables. Algunos, ocasionalmente se amparan en la frase: «Así como me llegó lo reenvío» intentando sacudirse de las responsabilidades del bien informar, lo cierto es que tanta culpa tiene el que mata a la vaca, como el que le jala la pata…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s