Relatos salvajes, una radiografía a la tolerancia

Relatos Salvajes: seis cortos argentinos de pura comedia negra y drama bien distribuidos en todo su guión

Relatos Salvajes: seis cortos argentinos de pura comedia negra y drama bien distribuidos en todo su guión

Toda la especie mantiene el deseo de libertad, ser uno mismo: no aparentar. Sin embargo, tenemos la capacidad de reprimir nuestros sentimientos, eso nos diferencia de los animales; aunque, reprimir, luego nos cueste un precio muy alto.

Relatos Salvajes: seis historias independientes de pura comedia negra y drama bien distribuidos en todo su guión. Y, aunque el film fue estrenado en el año 2014, para mí fue nuevo aplaudir el proyecto visual de Damián Szifrón, escritor y director de estos respetables 122 minutos.

Empiezo a escribir esto con cierta sonrisa irónica. Quizá la misma que tenía Szifrón cuando se dio cuenta que pasaron nueve años entre su opera prima y este film argentino que consiguió ser nominada al Óscar en la categoría de mejor película de habla no inglesa durante la octogésima séptima edición de los premios de la Academia de Cine.

Aunque, en un principio me resistía a saborear estas historias de varios sketchs —por mera actitud conservadora— debo admitir que me dejé cautivar por el buen hilo que tiene cada uno de estos cortos bien pegados. Szifrón  resalta la manera interesante de tocar temáticas universales que a pesar de estar ambientas en Argentina, apunta a un problema universal: cero tolerancia.

Relatos Salvajes es una película que huye en la medida de lo posible de las introducciones para ir de lleno al meollo de la cuestión

El crédito no solo se queda en el país sureño, también mando un aplauso por el aporte del cine español por contar con la producción de los hermanos Almodóvar. Aplaudí texto, remates y las escenas de estas historias que dejan ver ascensos violentos de los personajes en búsqueda de su propia liberación.

El mundo está muy enfadado y en Relatos Salvajes no hay solemnidad para mostrarlo. Por cierto, esta película en Argentina vendió durante el 2015 unas 512.000 entradas que se sumaron a las 3.4 millones del año 2014. ¡Buen número!

untitled-infographic_1440001631461_block_0Con gracia muy negra el brillante creador estructuró seis episodios donde los personajes principales muestran el resentimiento acumulado frente a este violento mundo que pisamos: una mujer descubre que su exnovio reunió a todos los compañeros en un vuelo que él piloteba para estrellar el avión contra la casa de sus padres.

Una camarera reconoce a un hombre que entra al restaurante por ser quien destruyera a su familia en el pasado; la cocinera intenta convencerla de envenenarle la comida, pero termina asesinándolo con un cuchillo de cocina.

Un conductor, con notable actitud egocéntrica, desencadena un delirio de sangre por culpa de un estúpido e infantil gesto de desprecio a un pobre.

Un ingeniero decide vengarse de la “autoridad” por considerar que las multas que ha recibido, por mal estacionar, son parte de una aficción de la policía municipal.

Una novia descubre el día de su boda que una de sus invitadas es la chica con quien, su ahora esposo, le había sido infiel. Algo como para perder el control, y así.

El acierto de Szifrón ha sido, no solo mostrar el estallido, sino la forma en el que se va calentando el guión hasta estallar. Toda un reflexión sobre las frustraciones de los ciudadanos en su cotidianidad lo que convierte a Relatos salvajes en un radiografía a la tolerancia.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s