Discusiones de parejas en público: un asunto de dos

IMG_20150406_201823
Cuando suceda algo en público que no te agrade, mejor espera un encuentro íntimo para tocar el tema.

Hace unas semanas estaba con un grupo de amigas compartiendo en Miga’s Café. Éramos una de las tres mesas ocupadas en toda la sala. La afluencia era poca, típica de un miércoles por la noche. Las chicas, ordenaban; yo, estaba mirando la mesa de una pareja. Mientras observaba su lenguaje corporal, sabía que algo no estaba bien entre ambos. Pasaron unos dos minutos cuando el hombre empezó a gritarle sin pena ni pesar a su compañera. El malestar contagió negativamente a todos los que nos obligaron a presenciar el espectáculo. Incluso, hasta la  mesonera tuvo su cuota de reclamo poco asertivo. Este episodio, junto a algunas otras vivencias, me llevó a reflexionar sobre las discusiones de parejas en público. Les cuento mi opinión en este artículo.

Considero que cuanto más tiempo pasamos junto a alguien más probable es que surjan conflictos, así de sencillo. Mientras las parejas empiezan a conocerse, surgen las diferencias. Las diferencias pueden llevar a ciertas discusiones y discutir no es malo, claro está, lo malo es no hacerlo bien y lo que tenemos como resultado es que la escalada del conflicto se dispare. Gritamos, no escuchamos y ofendemos sin ser consientes del tiempo-espacio.  Después, cuando se nos pasa el “calentón”, nos arrepentimos porque nos sentimos mal. Más aún si la discusión ocurrió en público.

Créanme que no es plato de buen gusto ver a dos personas gritándose en un lugar público

Para muchos, discutir en público supone hacer el ridículo. No porque discutir propiamente sea malo sino por cómo lo hacemos, cómo nos miran y por lo que opinan los demás. Se involucra sin necesidad a terceras opiniones que siempre estarán sobrando en relaciones conformadas por dos, de dos y para dos. Si se llega a este punto siempre resulta positivo practicar la empatía y ponerse en el lugar del otro.

Antes de iniciar una discusión de pareja en público lo ideal sería cuestionarse: ¿A dónde nos llevará discutir por este tema? ¿Es significante? ¿Conviene? ¿Es el momento? De tener que iniciar la discusión intenta llevar a conversación con calma y respeto, todo sea por la salud de ambos. Además, nadie tiene derecho de hacer sentir mal a otra persona. Se trata de separar lo privado de lo público, pero especialmente, se trata de aprender a querer mejor desde las bases del respeto, la tolerancia y la igualdad.

Gritar es señal de inseguridad; si sabes lo que dices, lo dirás tranquilo

Las discusiones en general se producen por la tendencia de querer convencer a alguien más de un punto de vista en específico. Ante una diferencia, siempre pensamos que somos quienes estamos en lo correcto. No escuchamos los argumentos del otro y peleamos. Las razones del otro se ignoran, no se escuchan y se cae en el peligroso pensamiento de ser el único dueño de la razón. Craso error.

Hace poco leía el libro Te amo… ¿Para siempre? escrito por la psicoterapeuta y especialista en relaciones personales Mabel Iam, admito que me encantó. Desde una mirada general cuenta que una discusión es el resultado de los pensamientos automáticos que no nos dejan escuchar al otro. Cuando se discute es parte de un diálogo interno expresado en forma de pensamiento que es el resultado de los estados emocionales como: ansiedad, depresión o ira. Al exteriorizar el pensamiento que genera discusión  se convierte en una versión subjetivas del origen de la discusión.

Si bien es cierto, discutir es estresante, tóxico y desgastante. En general, la mayoría de las veces no conducen a ninguna solución. Pero como pareja se debe reconocer que discutir sin limitación es el resultado de pensamientos basados en distorsiones emocionales que no suelen ser reflexivos y en la mayoría de los casos hasta involuntarios. Y, como toda reacción instintiva, productos de pensamientos y vivencias pasadas, son el resultado del miedo, la desconfianza, la falta de estima y la culpa.

En la medida en que tienes una pelea con tu pareja en público, te comportas como si necesitaras el refuerzo de otras personas para saber que tienes razón en lo que dices o peor aun, entregas el derecho (que no le corresponde a otros) para que puedan opinar sobre lo sucedido y se pongan a favor de alguno de los dos.

Si en diferentes oportunidades esto te ha pasado, ¡no tengas miedo! El amor es una totalidad y si es verdadero ambos abrirán su corazón para reorientar la forma en la que se comunican. Las ganas de ambas partes para reinventarse y tragarse el orgullo cambiará la forma y manera de poder solucionar estas diferencias que se ha dejado ver en público.

Cierro aquí con algunas reflexiones que hago como comunicador

  • Fortalece la relación con pequeños cambios, evita gritar y moderar el volumen de voz al momento de discutir. Descarta las acusaciones y confrontaciones.
  • Empieza hacer el trabajo necesario para averiguar lo que tú y tu pareja realmente necesitan conversar. Ponle un número a los temas que tratan según el nivel de intensidad. Del 1 al 10, por ejemplo. Esto los ayudará a ser más precavidos para abordar la situación.
  • Cuando suceda algo en público que no que te agrade, espera un encuentro íntimo para tocar el tema pendiente. No acumules los momentos incómodos o terminaras soltando todo junto.
  • Dedica tiempo de 5 o 10 minutos para escuchar los planteamientos de cada uno (sin interrupciones) en reuniones de 30 minutos, quizá. Se aprende más escuchando que hablando.
  • Busca la verdadera naturaleza de las afirmaciones que hace tu pareja. Esto es sencillo; pero, difícil de hacer. Si se dicen muchas cosas y después se afirma que fue “un momento de rabia”, se está creando una historia de suspenso.
Anuncios

2 comentarios sobre “Discusiones de parejas en público: un asunto de dos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s