Corbatas, un accesorio que no pasa desapercibido

luis_ynciarte_corbatas_no_desapercibido_2-1024x607Quería escribirles algo nuevo. Diferente. Parecido a mí. No dudé en escribirles algo sobre el uso de las corbatas, pues para quienes me conocen saben que puedo llegar a ser algo adicto a este accesorio que desde mi visión, así como las mujeres lucen sus tacones, nosotros tenemos para lucir las corbatas.

Empecé a usar una corbata que mi papá dejó guardada/olvidada en el clóset desde la fiesta de quince años de mi hermana. Luego, mi segunda corbata llegó gracias a un remate en alguna tienda de Maracaibo. Las siguientes, fueron el resultado de varias quincenas reunidas y otras de obsequios recibidos.

Llegué a tener 75 corbatas, es decir podía usar una corbata distinta por dos meses sin repetir alguna, logro mayor. Pero, ¿tenía algún criterio para elegirlas? La verdad, no. Pero, poco a poco, estilizaba la “técnica” al momento de comprarlas. Hoy, les puedo decir que cambiar el orden en la elección de tus prendas te dará un punto a favor a tu outfit.

Estilo, tamaño y color

La corbata además de ser un elemento que representa elegancia y masculinidad, se ha convertido en un accesorio que no pasa desapercibido. Hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos la corbata será lo segundo que verán de nosotros después de nuestra cara así que elegir la corbata adecuada será clave para dar con la imagen que buscamos en un determinado momento.

Por ejemplo, evitemos combinar una camisa a rayas con una corbata también a rayas. Solo es recomendable si las líneas de ambas prendas son de un tamaño y diseño diferente, pero nunca mezclar mismo estampado en camisa y corbata.

La proporción y anchura de las corbatas también será un aspecto a tener en cuenta. La tendencia es usar corbatas no excesivamente anchas y esto puede venir bien sobre todo a los que no son de hombros muy anchos y de aspecto delgado ya que ayudará a mostrar un aspecto más proporcionado y estilizado. Y, muy importante, al momento de hacer el nudo de la corbata debes asegurarte que nunca sobrepase el cinturón o la hebilla.

La regla obligatoria para una combinación poderosa es que siempre la corbata haga contaste con la camisa, si la usas del mismo tono que la camisa perderás impacto.

Sobre el color a elegir, puedes hacer que la corbata destaque sobre el traje y la camisa, ya esto dependerá mucho de tu actitud. Pienso que si eres un poco más atrevido podrás destacar eligiendo el color, meticulosamente. En mi caso, disfruto llevar una corbata fucsia sobre una camisa blanca y un traje beige, por ejemplo. O tal vez, la combinación de una corbata turquesa sobre una camisa beige y un traje color azul oscuro.

A los hombres de piel morena les van muy bien corbatas en color rojo sangre, azul marino, azul cielo, rosa claro, púrpura, entre otras más. A las pieles blancas y de cabello castaño o rubio les favorecen corbatas de color rojo tomate, doradas, naranja, verde claro o amarillo.

Las corbatas juegan un papel muy importante y muchos hombres creen que es insignificante. En la capacidad de elegir una buena corbata puede estar el gancho en tu próxima salida;  además, déjenme contarles que en las mejores películas una buena historia de amor nunca empezó con una corbata fea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s