Viajar es mejor que llegar

WhatsApp-Image-20160728Miércoles, 20 de julio: 7:20 de la noche. Hay largos abrazos de despedidas en el pasillo de salida nacional del Aeropuerto Internacional “La Chinita”. Había escuchado de esta historia antes. Había visto las despedidas antes. Era yo quien abrazaba para despedir a alguien, antes… Pero, esta vez me despedían a mí. En ese momento no sabes que sentir, sencillamente llevas adelante tu plan y listo: ya todo empezaba a cumplirse y estás emocionalmente «congelado».

Me despedían porque estaba próximo a tomar un vuelo desde Maiquetía, Caracas hasta Quito, Ecuador. Según mi plan, esta sería una larga temporada en el país ecuatoriano. Demás queda la explicación y el porqué de mi salida inusual del país. Nadie quiere irse de su casa, nadie quiere abandonar su historia para comenzar otra; pero, a esta generación eso nos ha tocado. Sigue leyendo “Viajar es mejor que llegar”

Reinventarse, una forma de superar las dificultades

Fotografía por Carlos Alfonso Lizardo | Vestuario por Algimiro Palencia

“No es la especie más fuerte la que sobrevive ni la más inteligente, sino la que mejor responde al cambio”. ¡Cuánta razón, Charles Darwin! Esta frase me anima a conversar con ustedes de esto: Reinventarse como una oportunidad para elevarse por encima de las dificultades.

Fíjense, cuando nuestras circunstancias se ven modificadas de forma drástica e inesperada, procede una transformación personal equivalente al desánimo. Frente a eso tienes dos posibilidades: te quedas ahí y mueres en el intento de sobrevivir o te replanteas un cambio de rumbo. Y si te vas por la segunda opción tendrás que entender que el destino que querías compartir no es posible ser ejecutado si estaba acompañado de terceros que ya se fueron. Que no están y que no les interesa estar. Haz como un GPS y repite: Redireccionando… Sigue leyendo “Reinventarse, una forma de superar las dificultades”

Decir lo que pensamos, pensar lo que decimos

nB_9bf7U
Cada vez que nuestros pensamientos, sentimientos, palabras y acciones van en direcciones diferentes y contrarias a lo que queremos decir se produce un conflicto de comunicación intrapersonal.

Ojalá pudiéramos aprenderlo todo de repente, saberlo todo de repente. Pero, la vida no funciona así y si funcionara así, no fuera vida. Cada decisión y acción nos deja una enseñanza. En lo particular he aprendido a sacarle el mejor provecho a los resultados de cada una de las opiniones que he dado para fortalecer el valor de la personalidad.

Desde una mirada más amplia considero que decir lo que pensamos y pensar lo que decimos es una estrategia de vida que lleva dos partes: la primera, consiste en decidir qué se piensa; la segunda, decidir si opinar o compartir lo qué se ha pensado. Decidir como verbo activo nos conduce a la importante tarea de considerar la forma que le damos a la opinión que vamos a emitir, esto supone ser un comunicador activo y reflexivo: una característica de ser asertivo.
Sigue leyendo “Decir lo que pensamos, pensar lo que decimos”