Decir lo que pensamos, pensar lo que decimos

nB_9bf7U
Cada vez que nuestros pensamientos, sentimientos, palabras y acciones van en direcciones diferentes y contrarias a lo que queremos decir se produce un conflicto de comunicación intrapersonal.

Ojalá pudiéramos aprenderlo todo de repente, saberlo todo de repente. Pero, la vida no funciona así y si funcionara así, no fuera vida. Cada decisión y acción nos deja una enseñanza. En lo particular he aprendido a sacarle el mejor provecho a los resultados de cada una de las opiniones que he dado para fortalecer el valor de la personalidad.

Desde una mirada más amplia considero que decir lo que pensamos y pensar lo que decimos es una estrategia de vida que lleva dos partes: la primera, consiste en decidir qué se piensa; la segunda, decidir si opinar o compartir lo qué se ha pensado. Decidir como verbo activo nos conduce a la importante tarea de considerar la forma que le damos a la opinión que vamos a emitir, esto supone ser un comunicador activo y reflexivo: una característica de ser asertivo.
Sigue leyendo “Decir lo que pensamos, pensar lo que decimos”